“Cuando deseas algo y tus emociones no acompañan a tus deseos, tu mente se pierde” Alejandro Cuellar

Tu mente inconsciente tiene una misión y es que sobrevivas, y recibir las ordenes de la mente consciente para crear las estrategias necesarias para conseguir lo que quieres.

Quizás te has dado cuenta que hay momentos en que deseas algo fuertemente y sin embargo te cuesta mucho conseguirlo y no sabes por qué. 

Otras veces parece que todo fluye y tus deseos se cumplen más fácilmente y tampoco sabes el motivo.

Si prestas un poco de atención a lo que ocurre en tu interior te podrás dar cuenta que existe una lucha entre tus deseos y tu estado emocional. Déjame que me explique.

El motor de la mente inconsciente.

Tienes que observarte profundamente y detectar el estado del plexo solar, esa zona que se encuentra debajo del esternón y que a veces produce una sensación de bloqueo y de ahogo. El plexo es el motor de tu mente inconsciente y tienes que saber mantenerlo limpio y relajado. Cada emoción afecta esta zona y tu mente inconsciente recibe el estímulo negativo o positivo y actúa en consecuencia.

Emoción igual a orden.

Imagínate que quieres un objetivo pero en ese momento tu estado emocional está inquieto, quizás tengas una preocupación y se reflejará en tu plexo solar, por mucho que desees tu objetivo, la orden que recibe tu mente inconsciente es de preocupación y la asociará a tu deseo. La mente inconsciente entiende que este deseo te preocupa y no crea estrategias para conseguirlo.

De esta manera se produce un círculo vicioso, estás preocupado, se bloquea el plexo solar, la mente recibe una orden de preocupación y tu mente consciente se preocupa más porque no consigue su objetivo.

Trabajar a favor y fluir.

Sabiendo esto podrás imaginar cuál es la estrategia, desear en el momento adecuado y respirar.

Ahora antes de desear observa como está tu estado emocional, elimina lo que no es útil y cambia tus emociones.

Respira profundamente, relájate, estira tus músculos y busca un estado de potenciación.

Para entrar en un estado de posibilidad puedes imaginar un momento donde te sentiste feliz, alegre, donde todo tu sistema emanaba satisfacción y desde ese estado imaginar tu objetivo.

Es importante que te veas como en una película, disociado, y experimentes como te sentirás cuando lo consigas.

El resto déjalo a la mente inconsciente.

Ponlo en práctica, tienes mucho que ganar.

Alejandro Cuellar

Trainer Internacional